Pasos para diseñar una web profesional para que llegue a ser la mejor inversión de tu negocio

¿Trabajas para tu web o tu web trabaja para ti?

No hace falta que te diga que diseñar una web profesional es costoso, y no me refiero solo a dinero, sobre todo cuesta tiempo, energía y mucho aprendizaje.

Hay que dedicarle mucho esfuerzo y mucho cariño para que el resultado te llene de satisfacción. Desde elegir el nombre hasta aprender a hacer pequeños cambios y mantenerla con mimo a lo largo del tiempo.

Entonces, digo yo, si vas a trabajar tanto en tu web, qué menos que asegurarte que tu web también trabaje para ti, ¿no te parece?.

¿Cómo hacer una página web que trabaje para ti?

Para mí la mejor manera es aplicar el método del diseño estratégico. ¿Y en qué consiste? Pues es muy parecido al método científico. Consiste en plantear una hipótesis con los datos que tenemos de partida, hacer un experimento y confirmar o refutar la hipótesis inicial según los resultados obtenidos.

Esquema del método de diseño estratégico aplicado al diseño de una página web, para crear una web profesional desde cero

Aplicado en concreto al diseño web estratégico sería así:

Plantear la aspiración

Plantear la hipótesis es plantear la aspiración, ¿qué quieres conseguir en un determinado tiempo? Para esto hay que marcar objetivos. Por ejemplo, si tu objetivo es aumentar tu base de datos de suscriptores a través de tu web, el diseño de la web será diferente que si tu objetivo es que se pongan en contacto contigo para una reunión personal. Además, esta primera fase también ayuda a saber para qué y por qué crear una página web, en el contexto de tus necesidades y aspiraciones.

Entender la situación de partida

Los datos que tenemos de partida sirven para entender nuestra situación y nuestras posibilidades de acción

Por ejemplo, no es lo mismo tener claro que este año, que vas a ser madre, no le vas a poder dedicar mucho tiempo a tu web, pero dentro de 1 año, cuando ya vaya a la guardería, podrás dedicar tiempo a escribir posts para tu blog. Este sencillo ejemplo ya está guiando la estructura de tu web, los contenidos y la tecnología que más te conviene para crear tu web, así como lo que vas a tener que aprender a hacer dentro de un año, tus necesidades de formación.

Definir la estrategia a seguir

Definir la estrategia significa definir los pasos e instrumentos de tu experimento. Aquí toca tomar decisiones, decidir con qué funcionalidades y contenidos vas a intentar cumplir con el objetivo que te has marcado. ¿Qué plataforma de email marketing vas a usar? ¿Vas a poner un chat abierto para que te contacten? ¿Van a poder reservar una reunión contigo directamente desde la web? ¿Van a poder reservar sus clases desde tu web? Es el momento de definir todo lo que va a haber en tu web.

Implementación

Ha llegado el momento de ponerse a hacer el experimento, de implementar todas las decisiones que has tomado más arriba. Diseñar paso a paso tu web para que cumpla con estas decisiones, o pedirle a un profesional que lo haga por ti.

Análisis y conclusiones

Y la última fase, recoger los datos del experimento y contrastarlos con los datos esperados, es la fase del seguimiento y la validación. ¿Ha funcionado? ¿Los resultados han sido los esperados? ¿Tu web está trabajando para ti? ¿O no tanto como esperabas? ¿Qué ha podido fallar? ¿Qué tienes que cambiar? ¿Cuál es la nueva hipótesis que vas a plantear ahora? 

Y con estos resultados, vuelves de nuevo a plantear una nueva aspiración y empiezas de nuevo a preparar un nuevo experimento.

Despeja tus dudas para crear tu página web desde cero

Lo bueno de seguir esta metodología es que encuentras las respuestas a las preguntas más frecuentes que aparecen al empezar a crear una web desde cero:

  • ¿Qué pongo? El objetivo que te hayas marcado es el que va a guiar el contenido de tu web, va a jerarquizar la estructura y marcar la creación de todos los contenidos
  • ¿Está funcionando mi web? ¿me está ayudando? ¿o no me está sirviendo para nada? Si no tienes un objetivo marcado no puedes responder a todas estas preguntas, pues no tienes el punto de referencia para saber si funciona o no.
  • ¿Dónde hago mi web? ¿wordpress, wix, weebly…? Tu situación de partida y tus aspiraciones te darán esta respuesta. La tecnología está para ayudarte a conseguir tus objetivos, no te los marca.
  • ¿Me la hago yo o voy a necesitar ayuda de alguien profesional? De nuevo, tu situación de partida y tus objetivos te permitirán responder a esta pregunta. Si tus objetivos son muy ambiciosos y no tienes conocimientos técnicos, tendrás que recurrir a un profesional.
  • ¿Cuánto me va a costar una web? Ya sabes la respuesta ¿verdad? Depende de lo que necesites meter en ella.
  • ¿Qué voy a tener que hacer para mantenerla, actualizarla y cambiarla en el futuro? esta pregunta es la gran olvidada al empezar a diseñar una web, pero este método te permite tenerla presente en todo momento y saber responder a ella. 

Como puedes ver, el método del diseño estratégico te permite, no solo diseñar una página web bonita, sino una página web que funciona, que trabaja todos los días para apoyar tus objetivos de negocio. Y este método lo puedes aplicar tanto si quieres hacer una web básica y sencilla, como si lo que necesitas es desarrollar una página web compleja con montones de contenidos y funcionalidades avanzadas.

Pero aún hay más.

El diseño estratégico en todo tu negocio

Lo mejor de este método es que lo puedes aplicar a cualquier ámbito de tu negocio.

¿Quieres abrirte una cuenta profesional en Facebook? aplica el método estratégico, ponte un objetivo, analiza tu punto de partida, decide las acciones que vas a realizar, comprométete a hacerlas y analiza los resultados periódicamente. Aprende de ellos, corrige y mejora tu estrategia continuamente.

¿Quieres lanzar un nuevo servicio? También puedes aplicar el método estratégico, piensa qué quieres conseguir con este nuevo servicio, de donde partes, qué vas a hacer para conseguirlo, implementa todas esas acciones y analiza los resultados. Corrige, optimiza y vuelve a empezar hasta que se convierta en un servicio que cumpla con el objetivo que tú quieres.

Como ves puedes aplicarlo en cualquier ámbito, incluso en tu vida personal. Es una metodología de trabajo, es una forma de hacer las cosas que te permite tomar decisiones más informadas y darte permiso para equivocarte.

¿Te animas a probar el diseño estratégico?

Si todo esto del método estratégico te está resultando interesante y quieres profundizar un poco más, te animo a apuntarte a mi minicurso gratuito sobre las claves del diseño web estratégico. En este curso mini curso cuento, lección a lección:

  • cómo reconocer a tu cliente ideal utilizando la empatía
  • cómo presentarte sin pudor para conseguir a vender sin vender
  • las preguntas clave que tiene que marcan los primeros pasos para crear tu web
  • cómo elegir la mejor plataforma para tu web
  • cómo medir el éxito de tu web
  • cómo preparar un plan b por si tu web no funciona

Apúntante aquí y empieza a practicar el diseño estratégico desde hoy mismo.

Aquí la autora

Me llamo Lupe Escoto y quiero contarte cómo el diseño web estratégico te ayuda a conseguir tus objetivos de negocio, para que puedas llegar a vivir de enseñar.

Si te suscribes a mi lista de correo recibirás en tu email mis consejos y recomendaciones cada dos o tres semanas.