Qué hacer para promocionar tu negocio en internet con poco dinero

Cuando un negocio por cuenta propia empieza a ir bien y a generar algunos ingresos, casi siempre llega un momento que surge la necesidad de tener una web. Ya no te vale con tirar de whatsapp y freír a tus contactos, enviándoles cada semana información. Y la página de facebook se te queda también corta porque hay cosas que quieres contar que no caben ahí. Necesitas otra forma de promocionar tu negocio, otra herramienta más abierta y accesible, y eso es una web.

Cuando te surge esta necesidad, es posible que te encuentres en una de estas situaciones:

  • No tienes tiempo para hacer tu web por tu propia cuenta. Ya solo hacer tu trabajo y gestionar tu negocio te ocupa todo el día y cargarte con esta tarea extra te estresa solo de pensarlo.
  • No tienes dinero para pagar a alguien profesional que te la haga. Esta es la opción que más te gusta, pero ahora mismo no tienes el dinero. Quizás dentro de un año o dos lo podrías tener, pero no puedes esperar tanto.
  • La tecnología no es lo tuyo y no te vas a dedicar a aprender cómo se hace, por mucho que te digan que es fácil hacer una web.
  • No tienes ninguna de las 3 cosas, ni tiempo, ni dinero, ni energía para aprender. Y cuando te das cuenta te bloqueas sin saber qué hacer…

¿Te identificas en una de estas situaciones?

Si es así, sigue leyendo.

Recomendaciones básicas para empezar a visibilizar tu negocio en internet:

Te ofrezco aquí algunos consejos para no bloquearte y empezar tu camino de visibilidad en internet antes de invertir en una web profesional.

1. Compra ya mismo el nombre de tu web, aunque no la vayas a diseñar

Me acabas de decir que no tienes dinero, vale. Pero es que comprar un dominio tiene un coste ridículo. Ronda los 10 euros al año. Esto te lo puedes permitir, ¿verdad? entonces adelante.

La excusa del dinero ya la hemos superado. 

¿Cuáles van a ser las otras excusas que te vas a poner?

  • “Todavía no sé que nombre ponerle a mi negocio”
    Esta es la situación perfecta. Si tu negocio no tiene nombre todavía, es el momento ideal para ponerte a investigar posibilidades y hacerlo bien. He tenido clientes que han llegado ya con un nombre muy claro para su negocio y cuando nos hemos puesto a diseñar su web, se han dado cuenta de que todas las combinaciones posibles con ese nombre ya estaban pilladas. Así que empieza cuanto antes a buscar opciones disponibles. Si acabas con dos que te gustan muchísimo, compra las dos, ya habrá tiempo de cancelar una de ellas más adelante.
    Si todo esto te bloquea y no consigues avanzar, entonces compra tu propio nombre. No lo pienses y hazlo. Ya tendrás tiempo más adelante de cancelarlo cuando encuentres otro. Pero mientras, reserva el tuyo propio antes de que te lo quiten, o al menos investiga si está disponible.
  • “Tengo muchas dudas sobre si usar mi nombre o el nombre de mi escuela o negocio”
    Esto no es una excusa. Como te comentaba arriba, compra los dos. Pero si es algo que ya llevas tiempo reflexionando, te planteo aquí las preguntas que te tienes que hacer para desbloquear la situación.
    ¿Dónde te ves dentro de 4-5 años? ¿Qué pasa si cambias de negocio o de orientación dentro de esos 4-5 años? ¿perderías todo el trabajo de marca que has hecho? ¿Te perjudica asociar tu nombre a los servicios que ofreces? ¿O te beneficia? ¿Ves viable usar tu nombre como marca para tus servicios? ¿Vas a ser tú y solo tú la cara visible de tu negocio? ¿O vas a tener un equipo? ¿Te imaginas en el futuro un proyecto con diferentes socios o socias? ¿O tienes la certeza de que tu proyecto es tuyo y solo tuyo?
  • “El nombre que quiero ya está ocupado”
    ¡Vaya! ¡Qué problema! ¿Y si te digo que esto es lo que le pasa a prácticamente todo el mundo? La primera opción que nos viene a la mente es la primera opción que le ha venido a la mente a mucha otra gente antes que a ti. Hay mucha gente en el mundo haciendo lo mismo que tú. Así que, sobre todo no te frustres, es el momento más divertido. Hay que darle a la imaginación y empezar a buscar alternativas y opciones.
  • “Comprar mi nombre propio es muy egocéntrico, me da vergüenza”
    Vale, lo puedo entender, a mí también me ha pasado. Pero ahora mismo no te estoy diciendo que lo vas a usar. Solo lo vas a comprar y lo vas a guardar. Más adelante ya tomarás esa decisión de usarlo o no, pero mejor tenerlo que después darte cuenta que ya te lo han pillado, ¿no te parece? son ¡solo 10 euros al año!

La manera de buscar un nombre disponible es sencillo. Te metes en cualquier empresa que se dedique a vender dominios de internet y te pones a probar si está libre el que tú quieres o no. Puedes hacerlo en ionos.es que lo pone muy fácil.

2. Date de alta en Google My Business y Google Maps

Esto es especialmente importante para promocionarte si tu negocio es local y tienes una ubicación física. De esta manera Google va a empezar a darse cuenta de que existes y vas escalando en el posicionamiento poco a poco. Y además es una manera de promocionar tu negocio ¡gratis!

Si no tienes un local, no hace falta que te des de alta en Google Maps, pero métete en Google My Business y dale un vistazo a ver si la ficha de datos que pide podrías completarla y sería útil para que la gente te encuentre.

¿Cómo hacerlo? Pues pregúntale a Google, que te va a mostrar un montón de tutoriales fantásticos que te guían paso a paso para hacerlo 🙂

3. Pide a tus alumnos, alumnas y clientes que te escriban una recomendación en Google

Seguro que tienes muchos clientes satisfechos y con los que tienes la suficiente confianza como para pedirles esto. Las recomendaciones en Google sirven para mejorar el posicionamiento de tu negocio en el buscador y en el mapa, así que es muy importante ir “cosechándolas” poco a poco.

Empieza pidiéndoles una recomendación a los de más confianza, pero también incluye la solicitud en tus procesos de postventa, por ejemplo, si envías una encuesta de satisfacción al terminar un curso o un servicio, incluye siempre la solicitud de recomendación al final de la misma. Así ¡ya no se te va a olvidar hacerlo!

4. Elige una red social y abre tu perfil lo más completo posible

Si ya lo tienes hecho puedes pasar al siguiente punto. Pero si no lo tienes, tómate un poco de tiempo para analizar en qué red social están la mayoría de tus clientes y ábrete un perfil público.

Configúralo bien, con tu información correcta, con tu mejor presentación, con fotos de calidad, con tu información de contacto actualizada. Si lo de gestionar una red social te abruma, no importa, solo te pido que lo abras y lo configures, luego puedes hacer una publicación inicial diciendo que no vas a pasar mucho por allí por el motivo que sea (como he hecho yo misma). Lo importante aquí es que el perfil esté abierto y público, porque así Google lo reconocerá, lo indexará y empezará a visibilizar tu negocio a través de esta red social.

5. Investiga otras plataformas de tu sector donde te puedas abrir un perfil

Por ejemplo, si das clases particulares, puedes darte de alta en Superprof.es, en tusclasesparticulares.com, en masqueclases.es, y muchas otras.

Busca plataformas que tengan que ver con tu actividad y abre tu perfil. De nuevo hazlo con un mínimo de profesionalidad, con un texto de presentación que te hayas trabajado y con una foto de buena calidad.

6. Empieza a construir tu base de datos cumpliendo con la legalidad

Esta situación la he vivido muchas veces: empezar a hacer una nueva web para un nuevo cliente, añadir un sistema de suscripción a una newsletter y darnos cuenta de que todos los contactos que el cliente ya tiene actualmente no puede añadirlos a la base de datos, porque no los ha recogido cumpliendo con el Reglamento General de Protección de Datos.

Infórmate desde ya y empieza a cumplir con la ley. Escribiré un post sobre ello más adelante pero de momento aquí podéis acceder a la Guía para Centros Educativos que ha publicado la Agencia Española de Protección de Datos.

7. Empieza a investigar opciones para enviar tu información a muchas personas a la vez

Cuando empiezas a tener mucha gente interesada en lo que haces, es una locura enviarles información a cada uno de ellos, uno por uno. Te puede llevar horas, y eso no es nada eficiente!! Y aunque uses el truco de poner a varias personas en copia oculta, lo único que vas a conseguir es que gmail o tu proveedor de email te empiece a etiquetar como spammer

Tampoco es lo mejor andar enviando tu información por whatsapp, especialmente si no has pedido permiso. A mucha gente le puede resultar invasivo y pesado, así que mejor no arriesgarse. Además, usar whatsapp no te exime de cumplir con la ley de protección de datos, así que primero deberías recabar todos los consentimientos de tus contactos de whatsapp.

Así que empieza a investigar otras maneras de hacerlo. Quizás has oído hablar de Mailchimp, es una de las plataformas más utilizadas para envíos masivos de email. Pero existen muchas otras como Get Response, Send in Blue, Octopus… Todas ellas tienen una versión gratuita que puedes probar y para empezar no necesitarás más. Experimenta y empieza a ver los pros y contras de cada una, porque esta herramienta va a ser una de las mejores aliadas para promocionar tu negocio gratis.

¿Y qué hago después de todo esto?

¡Enhorabuena! Ya has dado los primeros pasitos para empezar a visibilizar tu negocio en internet, ahora toca planificar para el futuro. 

Te propongo que te pongas un objetivo, por ejemplo: dentro de un año quiero hacerme una web profesional

¿Y cómo vas a conseguirlo? Pues tienes un año para conseguir lo que necesitas, básicamente dinero, ¿no es así? 

Te planteo 3 posibilidades que puedes explorar a lo largo del próximo año:

  • Empezar a ahorrar. Si ahorras 100 € todos los meses, por ejemplo, dentro de un año, con 1.200 €, ya puedes contratar una web profesional maja.
  • Informarte sobre subvenciones a las que podrías tener acceso. Según tu situación laboral hay comunidades autónomas que ofrecen subvenciones para iniciar negocios. Busca también subvenciones para jóvenes, mujeres, desempleados, emprendedores… según sea tu caso. 
  • Valorar la opción de pedir prestado el dinero, por ejemplo a tu familia, y negocia devolverlo a plazos con algo de interés. Para ellos será una inversión y a ti te permitirá seguir construyendo tu negocio. Los préstamos entre particulares son legales en España y es recomendable firmar un contrato, se pueden redactar al 0% de interés y se legalizan en Hacienda. Busca en Google “préstamo entre particulares” y encontrarás toda la información.
  • Formarte y aprender sobre diseño web para hacerte la web por tu cuenta…  aunque esto te puede llevar más de un año 🙂

¿Quieres un poco más de ayuda para empezar a promocionar tu negocio en internet?

Seguramente ya lo habrás visto, pero aquí ofrezco un mini curso gratuito sobre las claves del diseño web estratégico. Si te apuntas recibirás 6 emails con ejercicios y recomendaciones, de los cuales los que más te interesan en este momento son:

  • El segundo email, en el que te ofrezco un método para redactar tu presentación, para explicar de una manera profesional quién eres y qué haces. Ese es el texto que tienes que usar en tus redes sociales, en las plataformas en las que te hayas dado de alta y en tu microweb.
  • En el cuarto email explico cuáles son los factores que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir una plataforma para tu primera microweb. Te puede ayudar a elegir la tuya con más fundamento.
  • En el primer email te propongo un ejercicio para conocer mejor a tu cliente, real o hipotético si todavía no tienes ninguno. Es un ejercicio muy interesante, porque te ayuda a saber quién tienes delante, y por tanto saber cómo tienes que dirigirte a esa persona, como hablarle, en qué tono, con qué palabras, cómo te tienes que vestir en tus fotos… saber con quién estás hablando es fundamental para todo negocio.

Así que te animo a que te apuntes al minicurso y pongas atención a estas tres lecciones que te ayudarán con algunas de las tareas que te he propuesto en este post.

¿Quieres compartir alguna otra acción que te haya funcionado a ti para empezar a visibilizar tu negocio en internet? Compártela en los comentarios y ¡sigamos aprendiendo!

Aquí la autora

Me llamo Lupe Escoto y quiero contarte cómo el diseño web estratégico te ayuda a conseguir tus objetivos de negocio, para que puedas llegar a vivir de enseñar.

Si te suscribes a mi lista de correo recibirás en tu email mis consejos y recomendaciones cada dos o tres semanas.