Si trabajas con portátil seguro que el dolor de cuello y cervicales te acompaña casi cada día. Utilizar un soporte para portátil ergonómico es una manera fácil y barata de mejorar la postura para trabajar y estudiar.

Yo he encontrado mi pareja ideal, barato, ligero y plegable. Aquí os lo presento.

Hace ya algunos años me reuní con una amiga-cliente, Ana Palacios, y cuando llegué me encontré con una estampa parecida a esta:

Imagen de soporte para laptop escritorio original de la web de Nexstand

¿¿Cómo había podido sobrevivir yo tantos años sin este chisme?? Esa misma tarde ya me había comprado uno, y encima ¡era barato!

Y es que hace ya muchos años que trabajo con portátil. Hay veces que la gente se sorprende ¿puedes hacer lo que haces con un portátil? ¿diseñar webs con un portátil? ¿no te cansas de trabajar siempre con portátil? y no voy a decir que sea perfecto, pero se puede, y además no lo cambio por nada. Tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, pero a mí me compensa. 

Pero es cierto que lo de la postura corporal usando un portátil… el cuerpo se queja, y cada vez más. Y claro, ya había visto varias opciones de soportes para ordenador portátil, pero eran semejantes mamotretos que no era compatible con una vida nómada, ligera y flexible como a mí me gusta. Al final, acababa cogiendo un montón de libros de donde estuviera y poniendo el portátil encima, creando una especie de soporte para portátil casero, seguro que lo has hecho una vez, pero claro, ahí los ventiladores del ordenador empiezan a quejarse enseguida, qué sufrimiento!

Yo no soy una gran fan de los gadgets ni de los complementos, soy más de básicos y se acabó. Así que si te cuento que ahora en mi mochila llevo el portátil, el aparato este, más un ratón y un teclado, imagínate lo imprescindible que se ha vuelto para mí. ¡Mis cervicales lo adoran! y si algún día me olvido de cogerlo no veas cómo se quejan…

¿Cómo se llama la cosa esta? Tiene nombre, se llama Nexstand.

Las ventajas de Nexstand, mi soporte para portátil ideal

Ahora voy a cantar sus alabanzas, para que veas que no exagero:

  • Es ligero, según sus fabricantes pesa 
  • Es plegable, con un solo movimiento lo abres y lo cierras. Y trae una funda para guardarlo aunque yo no la uso
  • Es ajustable, puedes subir y bajar la altura de tu portátil, y cuando le pillas el truco no hace falta ni sacar al portátil del soporte para hacerlo
  • Sirve para cualquier ordenador portátil, de cualquier tamaño y peso
  • Es sólido, no se va a romper fácilmente ni aunque se te caiga al suelo
  • Es estable, no vas a andar con el cuello torcido porque un lado está más alto que el otro, ni vas a ir con la preocupación de que se te puede caer el tinglado
  • Mantiene tu ordenador portátil con ventilación, aireado para que no se recaliente
  • Es ergonómico. Esto ya os lo he contado
  • Es barato!!!! ronda los 20 euros, y ya te digo que los he amortizado de sobra si pienso en las sesiones de fisioterapia que me he ahorrado en todos estos años…

Aquí tenéis unos pequeños videos de la marca mostrando su funcionamiento básico para que lo veáis en acción.

Comparativa de soportes plegables para ordenador portátil

El competidor directo de este cacharro es otro que se llama Roost 2.0. De hecho creo haber entendido que Roost es el original y Nexstand es la copia. Pero claro, si la diferencia es de casi 50 €, yo me quedo con la copia ¡que no está nada mal!

Y para las y los freakys de las comparativas, aquí os dejo este video que he encontrado con los dos soportes de portátiles comparados al detalle (está en inglés y en inglés se llama portable laptop stand):

Si al final prefieres el Roost lo puedes comprar por unos 70$ USD.

Y si te ha conquistado Nexstand tanto como a mí cuesta unos 27€ y lo puedes comprar aquí.

¡Tu cuello me lo agradecerá toda la vida!

PD. Otro día os contaré mi otro secreto para mejorar mi postura para trabajar en el ordenador. Si os gustan los spoilers en este enlace tenéis más información.

Aquí la autora

Me llamo Lupe Escoto y quiero contarte cómo el diseño web estratégico te ayuda a conseguir tus objetivos de negocio, para que puedas llegar a vivir de enseñar.

Si te suscribes a mi lista de correo recibirás en tu email mis consejos y recomendaciones cada dos o tres semanas.